eyJpZCI6IjExIiwibGFiZWwiOiJDT05UQUNUQVIxIiwiYWN0aXZlIjoiMSIsIm9yaWdpbmFsX2lkIjoiMSIsInVuaXF1ZV9pZCI6IndlZmoyIiwicGFyYW1zIjp7ImVuYWJsZUZvck1lbWJlcnNoaXAiOiIwIiwidHBsIjp7IndpZHRoIjoiMTAwIiwid2lkdGhfbWVhc3VyZSI6IiUiLCJiZ190eXBlXzAiOiJub25lIiwiYmdfaW1nXzAiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8wIjoiIzgxZDc0MiIsImJnX3R5cGVfMSI6ImNvbG9yIiwiYmdfaW1nXzEiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8xIjoiIzMzMzMzMyIsImJnX3R5cGVfMiI6ImNvbG9yIiwiYmdfaW1nXzIiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8yIjoiIzMzMzMzMyIsImJnX3R5cGVfMyI6ImNvbG9yIiwiYmdfaW1nXzMiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8zIjoiIzMzMzMzMyIsImZpZWxkX2Vycm9yX2ludmFsaWQiOiIiLCJmb3JtX3NlbnRfbXNnIjoiVGhhbmsgeW91IGZvciBjb250YWN0aW5nIHVzISIsImZvcm1fc2VudF9tc2dfY29sb3IiOiIjNGFlOGVhIiwiaGlkZV9vbl9zdWJtaXQiOiIxIiwicmVkaXJlY3Rfb25fc3VibWl0IjoiIiwidGVzdF9lbWFpbCI6ImtoYWNoYXRyeWFuMTk4NEBnbWFpbC5jb20iLCJzYXZlX2NvbnRhY3RzIjoiMSIsImV4cF9kZWxpbSI6IjsiLCJmYl9jb252ZXJ0X2Jhc2UiOiIiLCJmaWVsZF93cmFwcGVyIjoiPGRpdiBbZmllbGRfc2hlbGxfY2xhc3Nlc10gW2ZpZWxkX3NoZWxsX3N0eWxlc10+W2ZpZWxkXTxcL2Rpdj4ifSwiZmllbGRzIjpbeyJic19jbGFzc19pZCI6IjYiLCJuYW1lIjoiZmlyc3RfbmFtZSIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJOb21icmUiLCJ2YWx1ZSI6IiIsInZhbHVlX3ByZXNldCI6IiIsImh0bWwiOiJ0ZXh0IiwibWFuZGF0b3J5IjoiMSIsIm1pbl9zaXplIjoiIiwibWF4X3NpemUiOiIiLCJhZGRfY2xhc3NlcyI6IiIsImFkZF9zdHlsZXMiOiIiLCJhZGRfYXR0ciI6IiIsInZuX29ubHlfbnVtYmVyIjoiMCIsInZuX29ubHlfbGV0dGVycyI6IjAiLCJ2bl9wYXR0ZXJuIjoiMCIsInZuX2VxdWFsIjoiIn0seyJic19jbGFzc19pZCI6IjYiLCJuYW1lIjoibGFzdF9uYW1lIiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6IkFwZWxsaWRvcyIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6InRleHQiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIwIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiMTIiLCJuYW1lIjoiZW1haWwiLCJsYWJlbCI6IiIsInBsYWNlaG9sZGVyIjoiRW1haWwiLCJ2YWx1ZSI6IiIsInZhbHVlX3ByZXNldCI6IiIsImh0bWwiOiJlbWFpbCIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjEiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IjAiLCJ2bl9lcXVhbCI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJURUwiLCJsYWJlbCI6IiIsInBsYWNlaG9sZGVyIjoiVEVMIiwidmFsdWUiOiIiLCJ2YWx1ZV9wcmVzZXQiOiIiLCJodG1sIjoidGV4dCIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjAiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IiIsInZuX2VxdWFsIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJzdWJqZWN0IiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6IkFzdW50byIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6InRleHQiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIxIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiMTIiLCJuYW1lIjoibWVzc2FnZSIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJNZW5zYWplIiwidmFsdWUiOiIiLCJ2YWx1ZV9wcmVzZXQiOiIiLCJodG1sIjoidGV4dGFyZWEiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIxIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiNiIsIm5hbWUiOiJzZW5kIiwibGFiZWwiOiJFbnZpYXIiLCJodG1sIjoic3VibWl0IiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiNiIsIm5hbWUiOiJyZXNldCIsImxhYmVsIjoiQm9ycmFyIiwiaHRtbCI6InJlc2V0IiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIifV0sIm9wdHNfYXR0cnMiOnsiYmdfbnVtYmVyIjoiNCJ9fSwiaW1nX3ByZXZpZXciOiJiYXNlLWNvbnRhY3QuanBnIiwidmlld3MiOiIzMzkwMSIsInVuaXF1ZV92aWV3cyI6Ijg0OTciLCJhY3Rpb25zIjoiODkiLCJzb3J0X29yZGVyIjoiMTAiLCJpc19wcm8iOiIwIiwiYWJfaWQiOiIwIiwiZGF0ZV9jcmVhdGVkIjoiMjAxNi0wNS0wMyAxNTowMTowMyIsImltZ19wcmV2aWV3X3VybCI6Imh0dHBzOlwvXC9zdXBzeXN0aWMtNDJkNy5reGNkbi5jb21cL19hc3NldHNcL2Zvcm1zXC9pbWdcL3ByZXZpZXdcL2Jhc2UtY29udGFjdC5qcGciLCJ2aWV3X2lkIjoiMTFfNjMyNjI1Iiwidmlld19odG1sX2lkIjoiY3NwRm9ybVNoZWxsXzExXzYzMjYyNSIsImNvbm5lY3RfaGFzaCI6ImRlNmVlNDE2ZjIxY2I4YmM4ZTAyOGEzYzdmNmNjOWM3In0=

Aislamiento acústico y vidrio de segurida

Ventanas con aislamiento acústico y termico con vidrios de seguridad.

AISLAMIENTO ACÚSTICO

Ventanas y puertas con aislamiento acústico

Doble acristalamiento

Las ventanas con doble acristalamiento son adecuadas para la instalación en edificios antiguos con una fachada no aislada. Especialmente con temperaturas exteriores frías, los paneles más aislados serían desventajosos. Porque las superficies de vidrio se calientan más rápido que las paredes. En este caso, el aire caliente de la habitación se condensaría en la pared fría y la humedad podría penetrar en la mampostería. El moho es una consecuencia común y temida de esto.

En comparación con las ventanas aislantes simples, el doble acristalamiento reduce la pérdida de calor, mientras que las condiciones térmicas entre la ventana y la pared siguen siendo casi las mismas. Por un lado, esto ahorra energía de calentamiento y, por otro lado, contrarresta la formación de moho. En este caso, el valor U , por lo que el coeficiente de transferencia de calor, los requisitos de los requisitos de la Ordenanza de ahorro de energía .

Solía ​​haber un colchón de aire aislante del calor entre los dos paneles de vidrio. Hoy, el espacio intermedio está lleno de un gas noble menos conductor del calor. El argón, el criptón o el xenón se usan generalmente como gas de relleno. Gracias a la moderna construcción de borde compuesto , la pérdida anual de gas es mínima, lo que contribuye a una larga vida útil de los elementos de la ventana. En general, hay ventanas de doble acristalamiento con diferentes espesores de vidrio y separación de paneles.

Ventanas con Triple acristalamiento

Triple acristalamiento

Las ventanas de triple acristalamiento ahora son estándar en el nuevo edificio . Debido a que el triple acristalamiento permite alcanzar los bajos valores de U (coeficiente de transmisión de calor) de la Ordenanza de Ahorro de Energía. Para el usuario, esto significa: casi ninguna pérdida de calor a través de las superficies de vidrio y, por lo tanto, menores costos de calefacción que con acristalamiento simple y doble.

En este contexto, el triple acristalamiento también se recomienda para edificios antiguos con una fachada ya aislada. Si planea aislar la envolvente del edificio, también debe considerar reemplazar las ventanas al mismo tiempo. Incluso si las ventanas de doble acristalamiento siguen intactas, puede valer la pena cambiar al triple acristalamiento gracias a los menores costos de energía y la mayor calidad de vida.

El triple acristalamiento significa que la ventana consta de tres paneles individuales. Los cristales se fijan a cierta distancia entre sí. Esto crea dos cavidades que se llenan con gas noble pobremente conductor del calor y forman una doble capa de aislamiento . Un enlace de borde sellado mantiene los paneles a distancia y el gas en los espacios. De esta manera, el volumen de gas y los efectos de aislamiento térmico permanecen constantes durante muchos años.

Acristalamiento insonorizado

Ventanas con ACRISTALAMIENTO INSONORIZADO

El acristalamiento insonorizado de las ventanas contribuye a la protección contra el ruido en las habitaciones. Se recomienda especialmente en lugares con altos niveles de ruido, como calles concurridas o vías de ferrocarril. A menudo es suficiente instalar ventanas de protección contra el ruido en las salas de estar, trabajo y dormitorio.

Cuanto mayor sea el nivel de ruido, mayor será el aislamiento acústico, hay 6 clases de protección acústica para elegir. Las ventanas insonorizadas son ventanas de acristalamiento múltiple que se construyen de forma asimétrica. Las características son espesores individuales de paneles individuales y, a menudo, vidrio laminado en el exterior.

 
AISLAMIENTO ACÚSTICO
  •  

    Metro  L1 Hostafrancs

    Cerca Plaça d'Espanya  

    Carrer del Consell de Cent, 31

    08014 Barcelona

     Horario de atención comercial

    Lunes a Viernes

    10:00-14:00

    16:00-19:00

MULTI FINESTRES