eyJpZCI6IjExIiwibGFiZWwiOiJDT05UQUNUQVIxIiwiYWN0aXZlIjoiMSIsIm9yaWdpbmFsX2lkIjoiMSIsInVuaXF1ZV9pZCI6IndlZmoyIiwicGFyYW1zIjp7ImVuYWJsZUZvck1lbWJlcnNoaXAiOiIwIiwidHBsIjp7IndpZHRoIjoiMTAwIiwid2lkdGhfbWVhc3VyZSI6IiUiLCJiZ190eXBlXzAiOiJub25lIiwiYmdfaW1nXzAiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8wIjoiIzgxZDc0MiIsImJnX3R5cGVfMSI6ImNvbG9yIiwiYmdfaW1nXzEiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8xIjoiIzMzMzMzMyIsImJnX3R5cGVfMiI6ImNvbG9yIiwiYmdfaW1nXzIiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8yIjoiIzMzMzMzMyIsImJnX3R5cGVfMyI6ImNvbG9yIiwiYmdfaW1nXzMiOiIiLCJiZ19jb2xvcl8zIjoiIzMzMzMzMyIsImZpZWxkX2Vycm9yX2ludmFsaWQiOiIiLCJmb3JtX3NlbnRfbXNnIjoiVGhhbmsgeW91IGZvciBjb250YWN0aW5nIHVzISIsImZvcm1fc2VudF9tc2dfY29sb3IiOiIjNGFlOGVhIiwiaGlkZV9vbl9zdWJtaXQiOiIxIiwicmVkaXJlY3Rfb25fc3VibWl0IjoiIiwidGVzdF9lbWFpbCI6ImtoYWNoYXRyeWFuMTk4NEBnbWFpbC5jb20iLCJzYXZlX2NvbnRhY3RzIjoiMSIsImV4cF9kZWxpbSI6IjsiLCJmYl9jb252ZXJ0X2Jhc2UiOiIiLCJmaWVsZF93cmFwcGVyIjoiPGRpdiBbZmllbGRfc2hlbGxfY2xhc3Nlc10gW2ZpZWxkX3NoZWxsX3N0eWxlc10+W2ZpZWxkXTxcL2Rpdj4ifSwiZmllbGRzIjpbeyJic19jbGFzc19pZCI6IjYiLCJuYW1lIjoiZmlyc3RfbmFtZSIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJOb21icmUiLCJ2YWx1ZSI6IiIsInZhbHVlX3ByZXNldCI6IiIsImh0bWwiOiJ0ZXh0IiwibWFuZGF0b3J5IjoiMSIsIm1pbl9zaXplIjoiIiwibWF4X3NpemUiOiIiLCJhZGRfY2xhc3NlcyI6IiIsImFkZF9zdHlsZXMiOiIiLCJhZGRfYXR0ciI6IiIsInZuX29ubHlfbnVtYmVyIjoiMCIsInZuX29ubHlfbGV0dGVycyI6IjAiLCJ2bl9wYXR0ZXJuIjoiMCIsInZuX2VxdWFsIjoiIn0seyJic19jbGFzc19pZCI6IjYiLCJuYW1lIjoibGFzdF9uYW1lIiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6IkFwZWxsaWRvcyIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6InRleHQiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIwIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiMTIiLCJuYW1lIjoiZW1haWwiLCJsYWJlbCI6IiIsInBsYWNlaG9sZGVyIjoiRW1haWwiLCJ2YWx1ZSI6IiIsInZhbHVlX3ByZXNldCI6IiIsImh0bWwiOiJlbWFpbCIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjEiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IjAiLCJ2bl9lcXVhbCI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJURUwiLCJsYWJlbCI6IiIsInBsYWNlaG9sZGVyIjoiVEVMIiwidmFsdWUiOiIiLCJ2YWx1ZV9wcmVzZXQiOiIiLCJodG1sIjoidGV4dCIsIm1hbmRhdG9yeSI6IjAiLCJtaW5fc2l6ZSI6IiIsIm1heF9zaXplIjoiIiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIiLCJ2bl9vbmx5X251bWJlciI6IjAiLCJ2bl9vbmx5X2xldHRlcnMiOiIwIiwidm5fcGF0dGVybiI6IiIsInZuX2VxdWFsIjoiIiwiaWNvbl9jbGFzcyI6IiIsImljb25fc2l6ZSI6IiIsImljb25fY29sb3IiOiIiLCJ0ZXJtcyI6IiJ9LHsiYnNfY2xhc3NfaWQiOiIxMiIsIm5hbWUiOiJzdWJqZWN0IiwibGFiZWwiOiIiLCJwbGFjZWhvbGRlciI6IkFzdW50byIsInZhbHVlIjoiIiwidmFsdWVfcHJlc2V0IjoiIiwiaHRtbCI6InRleHQiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIxIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiMTIiLCJuYW1lIjoibWVzc2FnZSIsImxhYmVsIjoiIiwicGxhY2Vob2xkZXIiOiJNZW5zYWplIiwidmFsdWUiOiIiLCJ2YWx1ZV9wcmVzZXQiOiIiLCJodG1sIjoidGV4dGFyZWEiLCJtYW5kYXRvcnkiOiIxIiwibWluX3NpemUiOiIiLCJtYXhfc2l6ZSI6IiIsImFkZF9jbGFzc2VzIjoiIiwiYWRkX3N0eWxlcyI6IiIsImFkZF9hdHRyIjoiIiwidm5fb25seV9udW1iZXIiOiIwIiwidm5fb25seV9sZXR0ZXJzIjoiMCIsInZuX3BhdHRlcm4iOiIwIiwidm5fZXF1YWwiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiNiIsIm5hbWUiOiJzZW5kIiwibGFiZWwiOiJFbnZpYXIiLCJodG1sIjoic3VibWl0IiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIifSx7ImJzX2NsYXNzX2lkIjoiNiIsIm5hbWUiOiJyZXNldCIsImxhYmVsIjoiQm9ycmFyIiwiaHRtbCI6InJlc2V0IiwiYWRkX2NsYXNzZXMiOiIiLCJhZGRfc3R5bGVzIjoiIiwiYWRkX2F0dHIiOiIifV0sIm9wdHNfYXR0cnMiOnsiYmdfbnVtYmVyIjoiNCJ9fSwiaW1nX3ByZXZpZXciOiJiYXNlLWNvbnRhY3QuanBnIiwidmlld3MiOiIzOTM5NiIsInVuaXF1ZV92aWV3cyI6Ijk3MTYiLCJhY3Rpb25zIjoiMTIwIiwic29ydF9vcmRlciI6IjEwIiwiaXNfcHJvIjoiMCIsImFiX2lkIjoiMCIsImRhdGVfY3JlYXRlZCI6IjIwMTYtMDUtMDMgMTU6MDE6MDMiLCJpbWdfcHJldmlld191cmwiOiJodHRwczpcL1wvc3Vwc3lzdGljLTQyZDcua3hjZG4uY29tXC9fYXNzZXRzXC9mb3Jtc1wvaW1nXC9wcmV2aWV3XC9iYXNlLWNvbnRhY3QuanBnIiwidmlld19pZCI6IjExXzQ0NzM0OCIsInZpZXdfaHRtbF9pZCI6ImNzcEZvcm1TaGVsbF8xMV80NDczNDgiLCJjb25uZWN0X2hhc2giOiJmMzg0ODdjYTljMTdmYTU2NDM0NDc3ODYxMjJjNGUxNCJ9

Ventanas antiruido

Soluciones acústicas y reducción de ruido con ventanas antiruido

 

Es mejor tener una ventana insonorizada planeada e instalada por un especialista

Además de la estructura del perfil en sí, el marco y, sobre todo, la calidad de la instalación también influyen en las propiedades de insonorización de las ventanas

 
Ventanas antiruido

ventanas acústicas

Demasiado ruido te enferma. Pero al menos aquellos que viven en la ciudad no tienen influencia en muchas fuentes de ruido en sus alrededores. Las ventanas insonorizadas deben mantener el ruido afuera para que al menos pueda tener paz en su hogar. Según los expertos, se puede lograr un aislamiento acústico de hasta 50 decibelios. 

Ofrecemos doble y triple acristalamiento, insonorización y vidrio de seguridad.


Ventanas antiruido

Ventanas acusticas (antiruido)

La densidad urbana y el aumento del tráfico generan más y más ruido, que penetra en el interior y, por lo tanto, no solo reduce la calidad de vida, sino que también puede enfermarlo. Las ventanas insonorizadas mantienen el ruido afuera.

Ventanas acusticas

Acristalamiento insonorizado

El acristalamiento insonorizado de las ventanas contribuye a la protección contra el ruido en las habitaciones. Se recomienda especialmente en lugares con altos niveles de ruido, como calles concurridas o vías de ferrocarril. A menudo es suficiente instalar ventanas de protección contra el ruido en las salas de estar, trabajo y dormitorios.

Cuanto mayor sea el nivel de ruido, mayor será el aislamiento acústico, hay 6 clases de protección acústica para elegir. Las ventanas insonorizadas son ventanas de acristalamiento múltiple que se construyen asimétricamente. Las características son espesores individuales de paneles individuales y, a menudo, vidrio laminado en el exterior.

VIDRIO DE SEGURIDAD

Vidrio de seguridad doble y triple

Con el vidrio de seguridad, se distingue entre vidrio de seguridad laminado y vidrio de seguridad de un solo panel. Sirve para varios propósitos en la construcción de ventanas. Está diseñado para hacer que las ventanas y las puertas de los balcones sean más resistentes a los robos, evitar daños por vandalismo como el lanzamiento de piedras y evitar lesiones en caso de rotura de cristales.

Como un acristalamiento anti-ataque, tiene propiedades a prueba de balas, anti-pinchazos, anti-penetración y anti-explosivas. También se utiliza para ventanas a prueba de bolas, por ejemplo, en pabellones deportivos.

¿Qué acristalamiento necesitas?

¿Qué acristalamiento es óptimo para sus ventanas? Bueno, hay varios factores involucrados en la selección. Primero debe elegir entre doble acristalamiento y triple acristalamiento, teniendo en cuenta las condiciones térmicas entre la pared y la ventana. Las propiedades especiales de los cristales pueden influir en la calidad de vida, el ambiente de trabajo y la seguridad.

Para edificios en lugares con mucho ruido, también se recomienda el acristalamiento insonorizado para ventanas en dormitorios, trabajo y salas de estar. Es importante elegir la clase óptima de aislamiento acústico. Por seguridad, por ejemplo contra robos o lanzamiento de piedras, se puede concebir el acristalamiento de seguridad. Ciertas superficies de vidrio, como ventanas de piso a techo o puertas de vidrio que se abren automáticamente, deben consistir en vidrio de seguridad por razones de seguridad.

¿Todavía no estás seguro? – ¡A nuestros expertos les gustaría ayudarlo!


  •  

    Metro  L1 Hostafrancs

    Cerca Plaça d'Espanya  

    Carrer del Consell de Cent, 31

    08014 Barcelona

     Horario de atención comercial

    Lunes a Viernes

    10:00-14:00

    16:00-19:00

MULTI FINESTRES